22 Nov 2017

Empoderamiento femenino: una necesidad vigente


noticias


Probablemente has podido notar que existen muchas opiniones encontradas en la actualidad acerca de la vigencia sobre la atención de las necesidades específicas de las mujeres, ya sea para el sostenimiento o nuevos desarrollos en políticas públicas e iniciativas particulares, instituciones u organizaciones no gubernamentales a nivel global.

Personalmente, considero importante destacar que en los últimos cincuenta años, se ha avanzado considerablemente para reducir las brechas de género. Algunos gobiernos, instituciones, ONG´s y movimientos sociales han hecho enormes esfuerzos por educar y transformar las normas que median en la posibilidad de que las personas cuenten con igualdad de oportunidades sin ningún tipo de discriminación. Luego de tantos esfuerzos, para muchas personas es evidente que todavía resulta imprescindible la existencia de organizaciones especializadas en la atención, protección y empoderamiento de las mujeres.

Si observas atentamente, la desvalorización de la mujer y lo femenino es un común social del que pocas culturas han escapado, su manifestación persistente y común es la violencia simbólica que sustenta los demás malestares. Constantemente somos expuestas a mensajes e imágenes que desvalorizan, degradan, humillan y cosifican a la mujer generando lesiones simbólicas en el concepto que tenemos sobre nosotras mismas, nuestra identidad y la confianza que tenemos de ser autodefinidas y autodirigidas. Es por ello que nuestro maestro Yogi Bhajan nos transmitió la enseñanza de que cuando las mujeres sean respetadas, habrá paz sobre la tierra, y este respeto comienza por nosotras mismas.

Esta es una de las razones por las cuales en Mujer de Luz nos dedicamos a promover el reencuentro con esa posibilidad que tiene cada mujer de reconstruir su identidad y decidir cómo quiere que sea su vida, su dignidad personal y su proyección en el mundo, a través del equilibrio de sí misma y de sus acciones con las cuales impacta a otras personas.

A través de nuestros programas, incentivamos espacios seguros y tranquilos donde cada mujer puede fomentar el equilibrio de su cuerpo, mente y espíritu. Darse cuenta de su propia fuerza personal y sobreponerse a experiencias negativas del pasado, es una oportunidad que todas merecemos para aportar en el crecimiento de una humanidad más feliz. Si eres mujer, repítete a ti misma: yo soy una mujer completa, confía en tu propia fuerza y cultiva el autorespeto hacia tu propio ser cada día. Si eres hombre, reconoce cada día la gracia y dignidad de cada mujer, en cada momento.

Por: Atma Dhyan Kaur